• Born in 1358 - Epila (Zaragoza) ó Tamarite de Litera (Huesca)
  • Deceased 9 October 1390 - Puerta de Burgos de Alcalá de Henares (Madrid),aged 32 years old
  • Buried - Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo (Toledo)

 Parents

  • Enrique II de Castilla, Rey de Castilla , born 13 January 1333 - Sevilla (Sevilla), deceased 29 May 1379 - Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) aged 46 years old , buried - Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo (Toledo)
    With
  • Juana Manuel de Villena, Reina de Castilla , born in 1339, deceased 27 March 1381 - Salamanca aged 42 years old , buried - Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo (Toledo)

 Spouses, children, grandchildren and great-grandchildren

 Siblings

 Half-siblings

On the side of Enrique II de Castilla, Rey de Castilla , born 13 January 1333 - Sevilla (Sevilla), deceased 29 May 1379 - Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) aged 46 years old , buried - Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo (Toledo)

 Notes

Individual Note

Juan I de Castilla (Épila, Zaragoza o Tamarite de Litera, Huesca 1358 - Alcalá de Henares, 1390). Rey de Castilla[1] desde el 24 de agosto de 1379 hasta el 9 de octubre de 1390. Fue hijo de Enrique II de Castilla y de Juana Manuel de Villena, hija de Don Juan Manuel.

Juan I de Castilla nació en Aragón durante el destierro de su padre, que aún no era rey. Fue el último rey castellano coronado solemnemente. Después de él, los monarcas asumían la dignidad real por proclamación y aclamación.

Enrique II había recibido la ayuda de caballeros franceses dirigidos por el propio Bertrand Du Guesclin durante su enfrentamiento con Pedro I el Cruel o el Justiciero. La victoria final de Enrique en la Guerra Civil Castellana brindará a Francia un poderoso aliado en el plano naval. Tanto Enrique como su hijo Juan envían la Armada castellana, que destruye la escuadra inglesa en La Rochelle (1372) y saquea o incendia numerosos puertos ingleses (Rye, Rottingdean, Lewes, Folkestone, Plymouth, Portsmouth, Wight, Hastings) en 1374 y (tras la Tregua de Brujas) entre 1377 y 1380, año en que la flota combinada del almirante castellano Fernando Sánchez de Tovar y el francés Jean de Vienne llega incluso a amenazar Londres. Sir Ricardo Knolles en 1360 y el duque de Lancaster, Juan de Gante, en 1363 formaron cuerpos expedicionarios que atacaron el continente, pero fueron detenidos.

Mantuvo la amistad con Carlos III de Navarra, casado con su hermana Leonor, poniendo fin a los conflictos entre ambos reinos.

Al fallecer sin herederos varones Fernando I de Portugal, padre de su esposa Beatriz, Juan I optó a dicha corona, quedando Pedro González, su ayo, como uno de los regentes de Castilla en 1384.

Al año siguiente, 1385, Juan va a la guerra contra Juan de Avis, hijo bastardo del rey Pedro I de Portugal y, por tanto, hermanastro de Fernando I, guerra que acabó en la desastrosa derrota de Aljubarrota, donde, tras la desbandada de las tropas castellanas, consiguió salvar la vida gracias a su ayo, que falleció.

En el marco de la Guerra de los Cien Años, Inglaterra y Castilla se vieron involucradas en un conflicto dinástico: Las hijas de Pedro I el Justiciero/Cruel, Constanza e Isabel, se habían casado con Juan de Gante, duque de Lancaster y con Edmundo de Langley, duque de York, hijos del rey Eduardo III de Inglaterra (ambos hermanos del Príncipe Negro, Eduardo de Woodstock).

Con estas uniones, y considerándose, como lo eran, herederas legítimas de Pedro I, reclamaban el reino. En 1388 se puso fin a la lucha pactando el matrimonio de sus hijos Enrique, heredero de Juan I, con Catalina, hija de Constanza y de Juan de Gante, duque de Láncaster, a quienes se les otorgó la condición de Príncipes de Asturias por el acuerdo de Bayona. Así quedaron unidas las dos ramas sucesorias de Alfonso XI e instaurado el título de Príncipe de Asturias, que siempre ostentará el heredero de la corona de Castilla y luego de España. Enrique, hijo de Juan I, fue el primer príncipe en poseer este título, junto con las rentas inherentes, pues el territorio asturiano les pertenecía como patrimonio.

Juan I de Castilla falleció el día 9 de octubre de 1390 junto a la puerta de Burgos, situada a extramuros del palacio episcopal de Alcalá de Henares, como consecuencia de haberse caído de un caballo que le habían regalado. Su muerte fue mantenida en secreto por el cardenal Pedro Tenorio durante varios días alegando que estaba herido, hasta dejar resuelto todo lo relacionado con la Regencia de Enrique III, menor de edad en esos momentos.

Después de su defunción, el cadáver de Juan I de Castilla fue trasladado a la ciudad de Toledo, donde recibió sepultura en la Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo,[2] en la que sus restos mortales reposan en la actualidad.

Death

Causa: "haberse caído de un caballo que le habían regalado"

  Photos and archival records

{{ media.title }}

{{ mediasCtrl.getTitle(media, true) }}
{{ media.date_translated }}

 Family Tree Preview

|2_Enrique II de Castilla, Rey de Castilla 1333-1379
|--1_Juan I de Castilla 1358-1390
|3_Juana Manuel de Villena, Reina de Castilla 1339-1381