Message d'information du propriétaire de l'arbre

close
SUTTON-DUDLEY DE CLONARD FAMILY, BRANCHES LIVING IN SPAIN AND FRANCE AS OLD IRISH JACOBITES. "The Counts de Clonard"

Sosa : 1
(Joseph III Guijarro Romanov et de Sutton-Dudley-Borbón)
 Joseph Guijarro Romanov Holstein Gottorp de Clonard-Borbón
Grand-duke of Russia, Exiled-Crown Prince of Russia, Count de Clonard IX in Spain, Count Brassov in Russia

  • Né le 2 décembre 1945 - Madrid, Spain
  • Âge : 71 ans
  • Retired since 2007 / Prejubilado desde 2007 / Historiador, Investigador / Economista-Auditor, Empresario

 Parents

 Union(s) et enfant(s)

  • Marié en 1966, Madrid (Spain), avec Frances De Clonard, Countess de Clonard, Princess of Russia, Countess Brassova 1943 dont
    • x x
    • x x
    • x x

 Frères et sœurs

  • x x
  • x x
  • x x

 Relations

 Notes

Notes individuelles


Condes de Clonard en España desde 1770

  DECLARACIÓN:


En atención a nuestros muy respetables lectores:

«El noveno Conde de Clonard en España, sus próximos antepasados y sus hijos, reconocen ser descendientes de "Aquella Pobre Víctima" de la "Razón de Estado" que fue nuestra tercera y amada Abuela la Reina Isabel II de España.

El actual Rey de España, nuestro amado y muy respetado Primo Don Juan Carlos I, es un "Sutton Dudley de Clonard" , es decir, lo que en Familia hemos venido en llamar los "Nuevos Borbones" y cuya Estirpe comienza a partir de 1851.

Los Clonard, silenciosos - por Pacto de Sangre - durante más de 150 años, en razón a la prudencia, que implica la muy intachable y abominable "Razón de Estado", asumen que podría ahora resultar sorprendente para el lector no advertido, que hayan de ser las llamadas "Ramas Secretas" de la verdadera Familia de Isabel II, las que precisamente defiendan con mayor ardor y objetividad el Honor y la Memoria de SM. Católica la Reina de España. (1830-1904).

Podría ser esto, tal vez considerado, algún día, como nuestro mayor tributo a la Historia de España y a este Reino que tanto amamos y en el que tantas esperanzas siempre hemos puesto con Fe, Corazón, Lealtad, Honor y Afecto.

Los Clonard de hoy al igual que los de ayer, no reclamamos ningún Derecho Dinástico ni tampoco ninguna herencia directamente relacionada con nuestra Legítima Sangre Real. Así lo hemos dicho por escrito a SM. el Rey , aquí públicamente lo confirmamos a todos los españoles amantes de las verdades sencillas y en general a todos nuestros distinguidos lectores.

Justo es también revelar al lector de esta página, el hecho que, nuestro Tesoro Público (antiguamente Tesoro de la Corona) mantiene una gran deuda histórica pendiente de reembolso que jamás ha sido satisfecha por "La Hacienda Pública" a sus Acreedores los Clonard incluida Su así llamada "Nueva Estirpe Real".

Mas esto no es reclamar "herencias borbónicas", sino sencillamente y en términos siempre históricos aspirar a que la Corona de España reconozca cuánto se ha debido y se debe a los descendientes de Michael de Sutton (Miguel de Sotto), Primer Conde de Clonard, ... entre los cuales, por fortuna y, porque Dios así lo quiso, se encuentra SM. El Rey Don Juan Carlos I, junto con Su Augusta Familia, la cual, es evidentemente también la nuestra.

Nunca es tarde para rectificar y esclarecer hechos silenciados durante más de 150 años, cuando es de Justicia» .

CLONARD Julio de 2007


Queridos Amigos y Amigas:

La Historia es una gran Dama que no se da por aludida cuando a menudo en una Nación como España, muchos de nosotros hablamos de este o aquel hecho que en su día fue tratado como secreto de estado y que dio pié junto con otros eufemismos, reticencias y engaños intencionados a lo que en nuestros días conocemos como la historia oficial .

La Historia es la memoria y exposición de los hechos tal como han sucedido en un contexto, tiempo y lugar determinados. Es por naturaleza objetiva y simple, pero permite, no por ello, dejarse a menudo ayudar por otras ciencias entre las que podríamos citar, la Filosofía, Antropología, Arqueología, Medicina, Biogenética, Sociología, Economía, Psicología, Geografía, Ética, Teología, etc.

Mas no ocurre así con la llamada historia oficial elaborada generalmente por políticos, o escribanos que siguen pautas establecidas por un sistema y sus dirigentes, los cuales, por razones sublimes o sibilinas han decidido omitir hechos comprobados de gran magnitud, en detrimento de lo "Auténtico". Pero esto amigos lectores no es Historia; puede ser cualquier cosa, desde la semblanza o la narrativa hasta la pura propaganda de intoxicación, todo depende de la intencionalidad de fondo; por ello, cualquier buen historiador que se precie de serlo, jamás en buena fe, podrá aceptar una exposición de hechos distorsionada, falsa o inadecuada sino que por el contrario opondrá una resistencia tan fuerte como le sea posible, para demoler lo que a sus ojos es en ocasiones un montaje risible ; es decir, la absurda historia pura retórica, carente de veracidad y de rigor.

Tengamos por tanto presente, que modificar la historia oficial opone reiteradamente resistencias y vejaciones considerables a sus reformadores, quienes con la verdad en la mano han de hacer frente, a otro tipo de razones arbitrarias e intangibles, tales como el estatus de El Poder por el Poder o la Riqueza por la Riqueza de ciertas elites, o grupos de presión que fatalmente nos han llevado en el pasado a diversas formas de despotismo como regla y, a la reducción de libertades en la sociedad, como resultado palpable.

En lo relativo a la Historia que estoy narrando sobre el Siglo XIX en general y del Reinado de Isabel II en particular, no crean que partí de cero. Por el contrario, en los años 50' cuando era un niño como los demás, mi abuelo paterno, mi mentor, muy probablemente para cumplir una promesa hecha en 1938 a su esposa Rosario-Blanca, Condesa de Clonard, al pie de su lecho de muerte, tomó - en honor a su memoria - algunos años más tarde, la decisión de ocuparse él personalmente de mi educación, con el consentimiento de mis padres.

Así, con muy pocos años cumplidos, un buen día, abandoné Madrid y mi hogar paterno para trasladarme a Logroño, ciudad en la cual vi pasar los años de mi infancia, en una mansión sita en la Plaza de San Agustín, justo al lado del magnífico palacete que un siglo antes ocupara el Príncipe de Vergara junto con su esposa. ¡Qué coincidencia !.

Fue allí en la Rioja donde mi mentor, poco a poco y, con gran paciencia, me transmitió el "Legado Histórico de los Clonard" no exento de dificultades - provocadas por la barbarie y, los destrozos causados por las guerras civiles - he de reconocer.

Durante varios años y como si se tratara de aprender el catecismo estudiado en la "escuela primaria" de aquellos años, todas las informaciones trascendentales se quedaron gravadas en mi mente. Sí amigos, nada menos que nueve siglos de Historia de una Familia que sin duda es una de las más antiguas de Europa Occidental. Por lo cual, me permito hoy afirmar que supe quien era el padre del Rey Alfonso XII y a su vez contemplé su muy protegida fotografía, por primera vez en 1954. Me siento hoy muy orgulloso de poder revelar - hasta donde me esté permitido - todos aquellos datos que heredé de mis abuelos en aquellos lejanos días; además todos ellos con el tiempo y las investigaciones realizadas han resultado ser ciertos; huelga decir que son - de un modo u otro - en su mayor parte verificables, habiendo encajado como las piezas de un rompecabezas, a medida que se cotejaban con las informaciones recopiladas recientemente. Otros datos han desaparecido, para siempre - presumo - por destrucción intencionada de los mismos.

Es de destacar también el significante número de "items" sin gran o ningún valor histórico, constituidos esencialmente por falsas pistas documentales, producidas por los Servicios de Inteligencia Españoles, o bien de El Vaticano e incluso de algunos miembros del Clero Español, con el fin de hacer "perder el Norte" a los historiadores más prestigiosos y avispados, principalmente en lo que se refiere a la "Cuestión de Palacio", es decir, la determinación de la paternidad de SM. el Rey Alfonso XII, que culminó en el grotesco y patético montaje del «dossier Puig-Moltó», que de hecho sólo sirvió para acrecentar los sufrimientos que acompañarían a Isabel II el resto de Su vida.

He aquí un insulto a la verdad y una injusticia casi irreparable hacia Nuestra Reina. En el fondo Enrique Puig-Moltó fue y es, un personaje virtual; hipotético capitán de Ingenieros, cuyo expediente militar no aparece en los "Archivos Militares de Segovia". Jamás en el Legado de los Clonard, reputados por haber sido historiadores, se cita a este personaje desconocido hasta hace poco.

Dios sabe que Ella lo intentó todo para remediar con los medios a su alcance, el gran error cometido por políticos, embajadores, el Clero y, Familiares cercanos a Su Majestad, al forzarla en 1846 a contraer un matrimonio no deseado, con un homosexual prácticamente impotente, en un escenario delirante y conspirador.

Por lo tanto afirmo que la Paternidad de Alfonso XII, fue así mismo, durante siglo y medio un "secreto de familia" custodiado por los primogénitos, en el seno de la "Casa de Clonard" a la cual pertenezco como responsable de la misma.

Hoy la única prueba concluyente en esta materia, sería en tal caso el análisis del ADN «Y »exclusivo a los varones. Mas son tan enormes los parecidos físicos entre ambas Ramas (Sutton-Dudley y Borbón) que quienes nos conocen no podrían más que sonreír. Tampoco el Legado de los Clonard, mis antepasados, ha de ser cuestionado: Nobleza Obliga.

Quisiera presentar mis excusas a todos aquellos científicos que emplearon sus esfuerzos en resolver, esta parte de la Historia de España, sin que jamás los Clonard hayamos intervenido y, ésto ha sido así partiendo del principio de "cada cosa a su tiempo"

Durante largos años, llevar conmigo en la memoria dichos acontecimientos - avisado que debía guardar silencio - me han pesado en la mente y el alma como una gran losa granítica «mas ahora y consciente de que durante el año 2004, se cumplió el primer centenario del fallecimiento de SM. la Reina Isabel II» ha llegado el momento, en lo que a mi me atañe, de romper el silencio, respetando así el deseo de mis antepasados, tal como mi mentor me instruyó, a fin de despejar una historia que adolece de exactitud y que "borró del Mapa y de la Historia", la memoria de ciertas personas; por recordar brevemente valga la pena citar la figura del " General Laureado Ray II de Sotto-Clonard" o bien mencionar la deformada percepción que hoy se tiene de algunos «notables» de primer rango que "coexistieron" durante aquella época con unas vidas abrumadas por pesadillas y, aquí llegado a este punto, citaré a nuestra propia Reina Isabel "La de los Tristes Destinos", de quien España podrá sentirse más dúctil y con un mayor reconocimiento hacia esta Soberana, tan castiza como humana, si somos capaces de ver más allá de la velada superficie de deliberada opacidad, que nos separa de Ella.

Para más detalles, les invito a visitar la página: La Trágica vida de SM. la Reina Isabel II de España

Conde de Clonard IX en España - (En Irlanda y UK. desde 1170)
Marqués de la Granada por el antiguo Reino de Nápoles y Dos Sicilias.




[[[ LA FALSA ORTODOXIA ANGLO-CALVINISTA Y SUS CONSECUENCIAS]]]

No sabemos por qué ciertos genealogistas de corte anglo-sajón se obstinan en llamarnos impostores a todos los Condes de Clonard e incluso llegan a afirmar por Internet que el título "español de Conde de Clonard estuvo bloqueado por decisión Real entre 1923 y 1982. Esta afirmación es absolutamente falsa y carente de fundamento.

Por el contrario es cierto que Fernando VII mi cuarto abuelo, no concedió o retrasó la concesión de dicha Merced entre 1823 y 1833 ya que el tercer Conde de Clonard se manifestó hostil al absolutismo de este Monarca por ser en su juventud un defensor de la Constitución de 1812 y gran amigo del Duque del Infantado. Naturalmente Fernando VII nunca pudo imaginar que Serafín María sería el abuelo de los hijos de Isabel II.

No llegamos a comprender el odio visceral que todavía muchos ingleses calvinistas, genealogistas, historiadores o no, aún mantienen contra los supervivientes de aquel gran genocidio y brutal represión que tuvieron lugar en Irlanda a manos por ejemplo de aquel gran sangriento dictador anti-monárquico y calvinista llamado Cromwell apoyado por un parlamento de pacotilla plagado de pérfidos oportunistas o de bufones de la política - detractores de la Monarquía - en detrimento de ésa gran Nación llamada Inglaterra, hoy UK.

Entre los castigos impuestos a la Nobleza Católica Irlandesa o Inglesa, por aquellos inquisidores reformistas sedientos de Poder, obsesionados por la posesión de los bienes del prójimo, y a pesar de que hoy lo nieguen sus sucesores espirituales o ideológicos, figuraron las penas de exilio, la pena capital, la confiscación de todos los bienes patrimoniales y nobiliarios, la tortura, la prisión a vida y, el borrado sistemático de todas sus genealogías de manera tal que con el paso del tiempo unos y otros irlandeses (por ejemplo) no pudiéramos reconocer nuestros orígenes, ni reconocerse entre si.

A todo esto habría que añadir todos los edictos firmados por William d'Orange cuñado del Rey al cual traicionó a pesar de haber esposado a Su hija.

Pero de todo éllo, los todavía actuales defensores de la "antigua Inglaterra reformista" no quieren admitir nada, bajo pretexto de que "todo lo que no está escrito en sus libros 'Reformistas' de hoy o de ayer, jamás ha ocurrido o existido. Una postura de hecho muy similar a la del Nazismo reciente del siglo XX.

Es muy difícil entenderse con esta categoría de personas que parten de la prepotencia y cinismo más absolutos. Los Clonard ya hemos tenido con 'ellos' varias lamentables experiencias y es que la verdad, lo auténtico, que sea el denominado "bona fide" o no, siempre duele en los glúteos.

Deberían recordar estas personas que el gran error comenzó por enfrentarse el Rey Enrique VIII contra el Papa, no por razones religiosas, sino por haberse "encoñado" - con perdón - perdidamente de su amante y ambiciosa Ana B. a quien por falsos bulos y rumores propagados por sus cortesanos, no dudó en decapitarla, previa sentencia de un Parlamento siempre intrigante. Estamos hablando de la madre de la gran Reina Isabel I de Inglaterra, nuestra prima por linaje normando.

Afirmo que lo que no aparece en los libros ingleses, poco a poco aparecerá en los libros irlandeses. La maquinaria ya está en marcha y las investigaciones también. No se puede aplastar a todo un gran Pueblo durante cientos de años. Siempre hay un principio y un final. Es una Ley Histórica inexorable. Ellos lo saben.......¿o no?.

Conde de Clonard .



 Sources

  • Personne, famille: Sutton-Dudley De Clonard House in Spain, IX Count Clonard

  Photos & documents

{{ media.title }}

{{ media.short_title }}
{{ media.date_translated }}

 Aperçu de l'arbre

Joseph I Guijarro y López de Villafranqueza, Conde de Clonard 1888-1960   Rosario Blanca Sutton de Clonard, Condesa de Clonard, Marquesa de la Granada 1887-1938   Michael Romanov-Holstein-Gottorp, Gran Duque de Rusia, Príncipe Heredero, Ultimo Zar de Rusia (1917/1918) por abdicación de Nicholas II, Knight of the Garter. 1878-1918   Nathalia Cheremetievskaya, Princesa Romanova-Brassova - Comtesse Brassova 1880-1952
| | | |






| |
Joseph II Vicente Cecilio Guijarro Sutton de Clonard, Lord Clonard Jr. II 1919-1991   Pilar Romanov-Holstein-Gottorp, Grand-Duchess of Russia, Crown Princess of Russia - Lady Clonard's Mother ca 1919-1979
| |



|
Joseph III Guijarro Romanov et Sutton de Clonard, Grand-duke of Russia, Exiled-Crown Prince of Russia, Count de Clonard IX in Spain, Count Brassov in Russia 1945



  1. gw_v5_tour_1_title

    gw_v5_tour_1_content

  2. gw_v5_tour_2_title (1/7)

    gw_v5_tour_2_content

  3. gw_v5_tour_3_title (2/7)

    gw_v5_tour_3_content

  4. gw_v5_tour_3bis_title (2/7)

    gw_v5_tour_3bis_content

  5. gw_v5_tour_4_title (3/7)

    gw_v5_tour_4_content

  6. gw_v5_tour_5_title (4/7)

    gw_v5_tour_5_content

  7. gw_v5_tour_6_title (5/7)

    gw_v5_tour_6_content

  8. gw_v5_tour_8_title (6/7)

    gw_v5_tour_8_content

  9. gw_v5_tour_7_title (7/7)

    gw_v5_tour_7_content

  10. gw_v5_tour_9_title

    gw_v5_tour_9_content