Message to visitors

close
SUTTON-DUDLEY DE CLONARD FAMILY, BRANCHES LIVING IN SPAIN AND FRANCE AS OLD IRISH JACOBITES. "The Counts de Clonard"

Sosa : 3
(Pilar De Guijarro Sutton de Clonard)
 Pilar de Clonard
Grand-Duchess of Russia, Crown Princess of Russia - Lady Clonard's Mother

  • Born about 30 January 1919 - Malta
  • Baptized 26 March 1923 - Madrid
  • Deceased 14 August 1979 - Madrid , age at death: possibly 60 years old
  • Buried 15 August 1979 - Madrid, La Almudena
  • IX Count de Clonard's Mother. Posthumous daughter of last Tsar Michael II (March 1917 - June 1918).

 Parents

 Spouses and children

 Siblings

 Half-siblings

On 's side Nathalia Cheremetievskaya, Princesa Romanova-Brassova - Comtesse Brassova 1880-1952

 Relationships

 Notes

Individual Note


COMENTARIOS BIOGRÁFICOS SOBRE S.A.I.R. LA PRINCESA PILAR ROMANOV-BRASSOVA, GRAN DUQUESA DE RUSIA, HEREDERA DE LA CORONA IMPERIAL DE RUSIA Y QUIEN RESIDIÓ EN ESPAÑA CON EL APELLIDO “TORIJA” PARA PROTEGER SU PROPIA VIDA Y SU DESCENDENCIA. (Enero 1919 – Agosto 1979)

Pilar fue una niña rusa refugiada de la "Revolución Bolchevique" del periodo 1917/18 que nació en la Isla de Malta, a finales de Enero de 1919, poco tiempo después de que su madre la condesa moscovita Natasha Cheremetievsky de Brassova (1880-1952) desembarcara en dicha Isla, el 16 de Enero de 1919 del acorazado británico llamado "Agamemnon", procedente de Constantinopla (Estambul), el cual sirvió de refugio para un buen número de exiliados y huidos de la Revolución Rusa. Natasha, utilizando el apellido Chemeretievsky de su padre, un prestigioso abogado ruso, y otros apellidos cambiados, después de un viaje azaroso hasta aquella ciudad turca, pasó previamente y partiendo de San Petersburgo disfrazada de monja, con un pasaporte emitido en el Consulado del Reino de Ucrania, en aquella ciudad, a nombre de “Tatiana KLENOW”, atravesó Kiev para llegar hasta Odessa, donde a bordo del Nerea, navío de guerra con bandera británica, embarcó alrededor del 16 de Diciembre de 1918 llegando a Constantinopla, (Estambul) dos o tres días después de zarpar del puerto ucraniano. Allí en Estambul, permanecerá algún tiempo, disfrazada, parece ser, de enfermera de la Cruz Roja (!), hasta que al fin, embarcó en el acorazado británico de la Royal Navy, bajo protección británica, esta vez, con sus verdaderos nombres, apellido y títulos, y así será tratada, con exquisita corrección por parte de su tripulación. No se conoce la fecha durante la cual el “Acorazado Agamenón” zarpó con rumbo a Malta, aunque sabemos con certeza (así consta en los Libros del Almirantazgo de la Royal Navy en Londres) que este gran buque amarró en el puerto de la Ijsla de Malta el 16 de Enero de 1919. Fecha Oficial Británica. El padre de Pilar, fue el Gran Duque y Príncipe Heredero de Rusia, Miguel Romanov-Holstein Gottorp, hijo del Zar Alejandro III y de María Feodorovna, nacido en San Petersburgo el 22 de Noviembre de 1878. Falleció asesinado por los bolcheviques, en un bosque cercano a la ciudad de Perm el la noche del 12 al 13 de Junio de 1918. Esto es lo que relata la Historia oficial actual, aunque según otras versiones él consiguió escaparse. Cierto es que sus restos mortales aún no han sido encontrados y no podemos descartar, otra de las varias versiones rusas, según la cual, su cadáver fue incinerado al día siguiente, en un horno industrial instalado en una fábrica metalúrgica cercana al lugar del sacrificio de nuestro abuelo y de su asistente Mr. Johnson. (Según la Historia extraoficial Miguel fue reconducido fuera de Rusia, a petición del Emperador Guillermo II de Alemania, Dicha petición, iba acompañada de fuertes amenazas contra el propio Lenin y su movimiento revolucionario. (Tremenda contradicción, ya que fue el propio emperador alemán, quien liberó a Lenin de su cautiverio en Suiza). Miguel Romanov, quien esposó a Natasha el 16 de Octubre de 1912 en Viena, fue también, por capricho del destino, el último Emperador de Rusia a consecuencia de la abdicación forzada de su hermano, el Zar Nicholas II, y de la enfermedad crónica que padecía su único hijo el Zarevich Alexis. No es menos cierto que horas más tarde, Miguel dio órdenes para que se formase un Gobieno Provisional, "legitimado por el nuevo Zar Miguel II". Su segunda orden fue que la Duma (Parlamento), entrara en "Periodo Constituyente" para dar a Rusia una "Nueva Constitución Monárquica, Parlamentaria por sufragio universal, es decir democrática. a fin de que se celebraran elecciones constituyentes y libres. Esto según los "oficialistas" y debido a las traiciones de los republicanos, soviets y bolcheviques,le costó la vida. Nuestro Abuelo (que debería haber sido coronado Zar, segun los acuerdos del 3 de Marzo de 1917, justo después de la votación de la nueva Constitución (Michel II quien fue siempre un optimista, que creía en Su Pueblo, pensó equivocadamente que la masacre de los Romanov, no tendría nunca lugar e incluso llegó al autoconvencimiento de que los rojos serían vencidos por los blancos en Rusia.. entre 1917 y 1918). Así pues, y para regresar al nacimiento de Pilar, el Gran Duque y al mismo tiempo Zar Miguel II, engendró con Nathalia, su esposa, su último y póstumo descendiente, en Mayo de 1918, durante su "suave" cautiverio en Perm (Urales Medios), justo antes de ser asesinado, por orden de Lenin, es decir, víctima de la revolución y de un ser vengativo como "Владимир Ильич Ульянов". De hecho, con la autorización arrancada a Lenin en Moscú, el "prisionero Miguel” y su esposa tuvieron al menos un corto mes de Mayo de relativa calma y libertad vigilada, hasta que Natasha fue objeto, a principios de Junio, de una precipitada orden de alejamiento de Perm, proveniente de Moscú. Esta fue, aparentemente, la separación forzada y definitiva de su muy amado esposo, poco tiempo antes de que él desapareciera, asesinado por los bolcheviques de Perm. (He de reconocer aquí, que tanto mi Abuelo Miguel como su esposa Natasha, recibieron permanentemente grandes muestras de cariño de la población local y "normal" de Perm. Una población que no comprendía lo que estaba ocurriendo.

Más tarde, según hemos dicho, en Enero de 1919, nació en Malta, una preciosa niña, es decir, mi propia madre, quien por razones obvias fue guardada en absoluto secreto. Un secreto silencio de más de 90 años ha sido guardado sobre estos penosos e insufribles hechos. Soy consciente que esta noticia pueda sorprender a otros miembros de la Familia Romanov, mas es nuestro Legítimo Derecho clamar "Justicia", con prudencia y cristiana humildad.

Recientemente, el análisis de ADN de Pilar, realizado en la primavera de 2010, comparado con el de sus tíos Jorge y Nicolás Romanov, resultó ser positivo. Por vía de consecuencia, es también positivo el test practicado sobre el IX Conde de Clonard en España, su hijo. Bajo la protección de nuestro tío, El Rey Don Alfonso XIII, gran protector de las víctimas de la Primera Guerra Mundial, y de los Caballeros de Malta, de su Servicio de Inteligencia, Pilar fue bautizada en Madrid en 1923, justo después de ser confiada en adopción natural a un matrimonio de sordo-mudos cuyo apellido paterno era "Torija". Poco tiempo después de fallecer, “Antonio el Sordomudo”, su padre adoptivo, de profesión artista pintor y restaurador de cuadros, la niña “Romanov”, con los apellidos cambiados, permanecerá en régimen de internado en el colegio de las monjas Irlandesas en Madrid entre c. 1926 a 1936. Nos resulta obvio que Pilar al llegar a España no hablaba castellano, todos los indicios parecen indicar que de niña, en Malta, aprendió las primeras nociones del idioma alemán. En Agosto de aquel año de 1936, Pilar fue conducida junto con su madre adoptiva, a Valencia y allí residirá hasta Abril de 1939. Ella nos mencionó que en aquella ciudad fue muy bien cuidada por miembros de la “familia”, residentes en dicha provincia. (No descartamos que fueran refugiados rusos Romanov, con el apellido naturalmente cambiado). Por desgracia su madre adoptiva, “María la Sordomuda”, persona de gran corazón, falleció a causa de tuberculosis a finales de 1938. Una vez la guerra civil terminada y de regreso a Madrid, nuestra madre permaneció, bajo la protección de la Familia de “Beltrán” (Fue recientemente hacia 2004 que supimos que detrás de Beltrán, se encontraba la Familia de los Duques de Alburquerque, (primos lejanos de nuestro padre, por linaje de los Clonard-Zea-Mahy-Solís de Wignacourt.) Pero de todo este relato, y por solemne decisión ligada a un gran Secreto de Estado de las Coronas de España y Rusia, tan sólo el primogénito de la familia Clonard actual, José Guijarro y Romanov de Sutton (Sotto) fue informado por su enfermo padre sobre los verdaderos orígenes de su esposa Pilar y madre de su descendencia, en Mayo de 1991, es decir, tres meses antes de que él, José Vicente Cecilio, bisnieto de la Reina Isabel II, falleciera en Agosto de aquel triste año. El verdadero origen de Pilar de Clonard fue en consecuencia un gran misterio, para la mayor parte de nuestra familia, exceptuando, como ya hemos dicho, el hijo primogénito, quien a su vez guardó este secreto desde Mayo de 1991 hasta Julio de 2009. Poco a poco, éste quedó disuelto ante la insistencia del bisnieto primogénito de Miguel, llamado Jaime y quien reclamaba incesantemente saber la “verdad”, puesto que por parte de su abuela Pilar....”No había familia, no había de hecho nadie”. Resaltaremos una vez más, que los padres "adoptivos" españoles, de Pilar, fueron ambos para sorpresa de muchos, sordomudos de nacimiento. En 1922 eran ya considerados como personas de avanzada edad. El que Pilar hubiera sido adoptada en España por sordo-mudos, implícitamente lo dice todo: “No ver, no escuchar, no hablar”, es decir, casi el principio de los tres monitos. No obstante supimos sus hijos, por Beltrán, desde muy temprana edad, que ella era su "prima, o protegida”. Entre los Clonard “juniors” siempre se hablaba de Beltrán, “primo y amigo”. Nada más. Pilar fue en consecuencia presentada a nuestro madrileño padre José Vicente Cecilio Guijarro y de Sotto (1919-1991) valga la redundancia, por el primo y amigo común a ambos Don Beltrán Alfonso Osorio y Díez de Rivera, Duque de Alburquerque, durante una recepción que tuvo lugar en el Hotel Ritz de Madrid, hacia Mayo de 1939. Pilar y José, poco tiempo después se prometieron, mientras, fuera de España, ya había estallado la Segunda Guerra Mundial. Parece ser, que fue durante esta época que Pilar se confió a su pronto joven marido, a raíz de la angustia que le provocaba no recibir ni cartas ni noticia alguna por parte de su madre Natasha, quien entonces residía en el París de una Francia ocupada por el III Reich. Finalmente celebraron su matrimonio el 25 de Noviembre de 1944 en Madrid. Así en Diciembre de 1945, nació, también en Madrid su primer hijo, llamado José, futuro IX Conde de Clonard. Fue también aquel año de 1944 que, según mi difunto padre, Pilar comenzó de nuevo a recibir cartas y noticias frescas de Nathalia, su madre, quien continuaba residiendo en París, en un área residencial, circunscrita, según mis recuerdos, a los distritos VII, VIIII y XVI. Como siempre las cartas no tenían sello y los sobres siempre estaban en blanco, las mismas le eran llevadas en mano a domicilio y según mi padre eran transportadas por “correo o valija diplomática”. Mi madre las llamaba “las cartas del Ada Buena” y rebosaba de alegría y de júbilo al recibir cualquiera de ellas. En ocasiones también recibió “pequeños” regalos, siempre los mismos, y una muy importante cantidad de tarjetas postales, con imágenes céntricas de la Capital del Sena, también siempre en blanco. La década de los 40’ terminó en el hogar de mis padres, a pesar de los racionamientos, llena de alegría y esperanza, entonces eran un joven matrimonio feliz, que rebosaba de optimismo en un hogar cálido y relativamente confortable para aquella época. La familia había crecido, puesto que sus hijos Ricardo y Rafael, habían nacido en 1948 y 1949 respectivamente. Tiempos gratos aquellos, para aquellos que amamos la fuerte unión entre los miembros de la asamblea familiar. Hablando de mí mismo, muchos de mis parientes decían, por entonces, que yo era “más inocente que un cubo” y al mismo tiempo un verdadero trasto, travieso y bromista; no siempre obediente. De hecho era “el niño rubio y de ojos claros, más llamativo de la familia”, a tal punto que muchas de mis tías me llamaban el “príncipe niño”, lo cual más tarde me planteó grandes interrogantes. Hacia 1947 mis padres decidieron instalarse en una tranquila zona de la Prosperidad, próxima a la Glorieta de Ruiz de Alda, el edificio donde residíamos era de construcción nueva, cercano a un campo de Football llamado “El Carmen”, alrededor del cual había entonces varias obras de inmuebles en construcción y muchos solares sin cuidar de libre acceso. Era en este entorno que los niños pequeños de aquel entonces jugábamos entre nosotros con grandísima libertad. En 1951, ocurrieron una serie de hechos que me marcaron profundamente, hasta mi edad adulta y que interrumpieron la tranquilidad de nuestro hogar, a causa de al menos dos atentados criminales contra mi propia vida, es decir la del IX Conde de Clonard. Los detalles son desagradables de ser expuestos y por esta razón los citaré brevemente. 1. Finales de Mayo, una pareja de hombres jóvenes, me neutralizaron, y me llevaron cerca de unas obras donde había montículos de arena húmeda de río recién descargada con camiones “volquetes” (sin duda para preparar hormigón) en uno de los montículos me enterraron precipitadamente con la cabeza hacia abajo. Instintivamente me protegí la boca y parte de la nariz con el brazo izquierdo y teniendo en cuenta que la arena reciente era aún porosa, pude respirar lentamente durante un cierto tiempo. Agitando mis piernas conseguí que mis pies y parte de las piernas quedaran a la vista. No paré de moverlas, hasta que un par de señoras que pasaron cerca de las obras vieron cómo movía mis extremidades inferiores y el resto del cuerpo permanecía enterrado. Fueron ellas las que me salvaron, sacándome de la arena, encontrándome con los ojos, orejas y narices taponados, más la boca con los primeros indicios de un barrillo formado por la mezcla de arena con mi propia saliva. Tenía ya los primeros síntomas de asfixia, razón por la cual fui conducido a una “casa de socorro” mientras mis padres consternados se enteraron de este ataque por la niñera y la policía. No hubo denuncia y mis padres pidieron a las autoridades de entonces parar todo tipo de investigaciones. 2. Finales de Julio, mientras estaba jugando “a dar saltos” en la calle, esperando la llegada de un triciclo, una pareja de hombres jóvenes, en la esquina de un portal me introdujeron en una especie de “saca” en tela dura, similar a las de correos de entonces. Me dijeron: “No llores que esto es sólo un juego – verás que sorpresa te vas a llevar”, muy poco tiempo después me encontré frente a un muro blanquecino con un “gran agujero” en el lado superior derecho. En sólo un instante me vi del otro lado del muro, tirado en el suelo, donde todo estaba oscuro. A continuación se “colaron” ellos por dicho agujero, encendieron linternas y corriendo conmigo se precipitaron dentro de un túnel bastante largo, donde no había nada ni nadie. Es posible que me llevaran más de 500 metros adentro. Uno de ellos me dijo, “no te muevas de aquí, que es muy peligroso y podrías caerte en un pozo” y el otro añadió “No llames a nadie, pues nadie podrá escucharte”. Lo cierto es que tenía temblores en las extremidades del pánico que sufrí al ver cómo se alejaban con sus linternas, para al fin desaparecer completamente de mi vista. Ya no podía ver, nada de nada, ni sabía donde estaba. Repentinamente y a pesar de mi corta edad, asumí que la “muerte” se encontraba a mis espaldas, el llanto era mi pura impotencia. Recuerdo que era día cuando entre en aquella cueva y cuando al fin la policía me encontró, fuera hacía noche. En realidad, aquellos desalmados me habían introducido en un refugio anti-aéreo sin terminar cuya construcción había comenzado durante la guerra civil (1936-1939). El muro blanquecino era un sellado de la entrada principal de uno de sus accesos muy cercano al límite de la “Colonia Cruz del Rayo” con lo que hoy es la prolongación de Príncipe de Vergara, dicho sea, casi enfrente del Conservatorio Nacional. Fue una señora, llamada Ana, que habitaba una chabola cercana a la entrada, quien habiéndose dando cuenta que el sellado de entrada, había sido suficientemente roto, para permitir el acceso a ciertas personas de talla mediana, advirtió a la policía de este hecho, añadiendo, “tengo la corazonada de que el niño está dentro, aún vivo” por favor dense prisa!!!...... Gracias a esa mujer que jamás olvidaré, la policía, entró en la cueva con piquetas, cuerdas y unas benditas lámparas de carburo y linternas que fue lo que primero vi, tirado en el suelo, pues creo recordar que en el momento de mi salvamento ya no tenía fuerzas ni para dar un paso. . No hubo denuncia y mis padres pidieron a las autoridades de entonces parar todo tipo de investigaciones. Tuve temblores de pánico y pesadillas durante varias semanas, después de haber permanecido al menos un par de días en un hospital. Mis padres no hablaron de este evento ni a familia ni a amigos. Salvo los testigos, todo quedó en secreto. Habrá más que contar, mas pienso que con esto ya es suficiente. Al menos esto es lo que me dicta el corazón. A finales de Agosto de 1951, un día por la mañana, por sorpresa llegó a casa una de mis tías (Guijarro), ni siquiera se dio cuenta que yo jugaba en el portal de entrada del inmueble, la llamé para darnos un beso, entonces me llevo de la mano hasta la puerta de nuestro piso. La puerta se abrió, apareció mi padre con un paquete rudimentario hecho con papel de estraza y cuerdas, el cual contenía mis pertenencias. Vi a todo el mundo en lágrimas en casa, mi madre lloraba sin consuelo y al final entró en su habitación. Mi padre dijo con voz grave, “Pepito” no tenemos tiempo, tienes que marcharte ahora mismo a ver a tu abuelo y quedarte con él en Logroño. “No te preocupes hijo mío, todo saldrá bien, y te vas a divertir mucho con Abuelito y tu tía que te quieren muchísimo. Esta situación no duró ni 5 minutos, afuera en la calle, estaba esperando un taxi, que nos condujo a la Estación de Mediodía a mi tía y a mí. Fuimos hacia el tren corriendo, minutos después tenía el expresso su hora de salida, dirección Logroño, por “Castejón” todavía me acuerdo, a causa de los comentarios de los adultos. En Logroño pasé años felices con mi abuelo, en Septiembre de 1951 comencé mi primer curso de escuela primaria en el Colegio de los Maristas. Fui buen alumno y leal amigo con un gran número de compañeros de clase y me hice al carácter y a la forma de ser riojana, También me acostumbré a vivir sin mis padres, fue un duro aprendizaje. Mas tarde supe que ellos no podían escribirme, ni llamarme por teléfono, y aún menos venir a verme a Logroño. Tan sólo les estaba consentido hacer una llamada de teléfono al año coincidiendo con la víspera de mi cumpleaños y podían enviarme con tal motivo, un paquete que pesara menos de 2 Kg No le estaba a nadie permitido fotografiarme, a tal punto que hice mi Primera Comunión en 1953 totalmente solo, de tal manera que puedo afirmar que soy la única persona de la familia que no tiene fotos de aquella solemne y para mi entrañable celebración, a pesar de que lloré y lloré por desear una foto a toda costa. Al fin, toda Europa supo que Joseph Stalin había fallecido el 5 de Marzo de 1953, con alrededor de 50 millones de victimas asesinadas a sus espaldas. Poco tiempo después Nikita Jrushchov, el nuevo líder soviético, comenzó la Desestalinización y la ruptura del “Culto a la Personalidad”, típica de Stalin. Un poco de aire fresco penetró en la Rusia Soviética de aquellos años. Pero lo más importante para los rusos refugiados en el extranjero fue el hecho de que Jrushchov rompió paulatinamente la “estrecha cooperación” entre el KGB (Servicios de Inteligencia Rusos) y los órganos de la “Internacional Comunista”, que operaban haciendo grandes daños en todos los países de Europa Occidental, España incluida, naturalmente, a pesar del cinturón de seguridad y sistema de represalias, en mi opinión, coherentemente establecidas por el General Franco. Durante este tiempo, aprendí mucho de mi abuelo, por ejemplo, todo el Legado Histórico de los Clonard-Borbón, que él, por entonces, lo sabía de memoria. Por el contrario, no tuvo para mi, ni media palabra sobre mi Familia Romanov., limitándose a afirmar en repetidas ocasiones que mi madre era “Una Gran Dama”. A Este propósito ella, por separado solía añadir, “hijo mío, yo no estoy viviendo mi propia vida”, lo cual y a falta de más conocimientos sobre su pasado y la historia de sus antepasados, era difícil de comprender, incluso con buena voluntad. El 31 de Mayo de 1956 nació mi única hermana Rosario, quién todavía hoy es casi la foto de nuestra madre Pilar y Natasha, aunque Pilar también tenía parecido con mi bisabuela María Feodorovna (1847-1928) von Schleswig, siendo joven, Princesa de Dinamarca. En el verano de 1958 mis padres dan por terminado - después de bien asesorarse - mi estancia en Logroño con mi amado abuelo. Este regreso fue en cierto modo también traumático, pues no se me informó absolutamente de nada y ni siquiera tuve tiempo ni ocasión de despedirme de algunos de mis amigos riojanos que yo quería como verdaderos hermanos. Tampoco se me dijo que aquel regreso era definitivo...todo quedaba entre ascuas....hasta que en Septiembre de aquel año y estando en Madrid, mis padres me matricularon en el “Instituto Ramiro de Maeztu”, (El mejor de España, se decía entonces) integrándome en el curso de “tercero B – Rioja” (qué casualidad), comencé así, una de las etapas más felices de mi vida, pues tuve unos compañeros y profesores estupendos. A partir de 1959 y aunque había mucha disciplina en “Ramiro”, yo respiraba libertad, o lo que es lo mismo, me sentía libre y fuera de pesadillas que en ocasiones todavía en Logroño me acosaron. Incluso teníamos nuestro tiempo para hacer travesuras de adolescente, con las chicas de las “Irlandesas de Velázquez”, o para preparar una “de guerrillas” contra los del Colegio Maravillas en la Colonia del Viso. Repartíamos o recibíamos tortas, pero nadie nos regañaba por ello. Es curioso que después de tantos años, en 2010 he rehecho amistad con uno de mis compañeros de aquella época y ambos recordamos aún nuestros “códigos de honor” de adolescentes y ramirianos. También a partir de 1958 mi madre, me permitía en ocasiones, ver el contenido de su “Arca de los Recuerdos”, pero sin derecho a “tomar prestado nada”. Dentro de dicho Arca se encontraba: · Un conjunto de cartas, cuyos sobres eran todos iguales, muy bien ordenadas por paquetes de +/- 25, sin membrete ni sello y en blanco por fuera. Es fácil que hubiera un total superior a 200 items. Fui informado por Pilar, mi madre, que se me prohibía la lectura de cualquiera de ellas, incluso sacarlas de su respectivo sobre. En realidad, todas ellas, eran cartas de su madre Natasha. · Una colección de tarjetas postales de París, en blanco, no tenían ninguna traza de escritura, su finalidad era, según mi criterio, mostrar a Pilar cómo era la ciudad donde su madre Natasha residía. · Un huevo de Pascua en oro, decorado por el exterior, aunque no era de Fabergé, sin duda más modesto pero similar en la estética. Contenía en su interior dos o tres huevecitos más pequeños. · Una gran caja, en cartón (tipo caja de vestido) conteniendo varios cientos de hojas de laurel en oro que su madre le remitía dentro de los sobres de las cartas, muy probablemente para que pudiera cambiarlas por dinero en efectivo, en caso de necesidad. Todos estos recuerdos de mi madre, desaparecieron de su propio domicilio entre Junio de 1978 y el 14 de Agosto de 1979. La primera fecha corresponde a una visita que hice a Madrid dos meses después de la operación para extirpar un tumor maligno a Pilar , la segunda fecha corresponde al día de su fallecimiento. Durante ese lapso de tiempo, y estando ya mi madre muy grave, desapareció de su hogar familiar el “Arca de sus Recuerdos”. Sólo Dios sabe donde puede estar, si es que todavía existe, mas no por ello voy a omitir recordar que en 1979 a ella le producía pánico el Régimen de la Unión Soviética. Mis sospechas recaen sobre una bellísima dama, de tipo nórdico o ruso, peinada con trenzas a la rusa, que solía venir a visitarla algunas tardes, a partir de 1967, con la particularidad de que mi madre previno a mi padre y a sus hijos de salir de casa y dejarla sola con ella, pues ninguno de nosotros estaba autorizado a escuchar absolutamente nada, de las conversaciones entre ellas. Tampoco era extraño por nuestra parte, llamar por teléfono a casa, para preguntar si “ya podíamos subir”. Es muy posible que a través de ella, mi madre recibiera entradas para asistir a conciertos, recitales o ballet rusos presentes en Madrid y a los cuales, ella, entusiasmada, siempre nos invitaba. El día más triste de la vida de Pilar en España, según mi padre, fue cuando ella fue informada a través de sus propios canales y que nosotros jamás conocimos, (salvo el de Beltrán), que su Madre, la Princesa Natalia Romanovska-Brassova había fallecido en la mayor de las miserias, a causa de un tumor maligno, el 26 de Enero de 1952, en un hospital de beneficencia parisino. Los sacrificios de madre e hija, para guardar un temible y espantoso secreto, sobre la masacre de los Romanov en 1918 (y otras posteriores), tuvieron por resultado fructuoso, el que hoy, en Noviembre de 2010, podemos afirmar sus hijos y nietos, que la descendencia del Gran Duque y último Zar de Rusia Miguel Romanov-Holstein-Gottorp y Schleswig, sigue viva y presente en España a través de 4 ramas principales. Pilar, para concluir, fue una gran Dama de delicada Belleza, de genio y carácter decidido que jamás habló abiertamente a su familia (hijos) sobre sus verdaderos orígenes. No obstante ella evocó a menudo el lenguaje de los símbolos y sus "regalos de infancia", junto con otros recuerdos y objetos muy evocadores de sus orígenes. Su estudio ADN y su huella genética (análisis mitocondrial incluido) añadiendo aquellas pruebas coherentes sobre sus descendientes, están debidamente realizadas y protegidas. Dicho material genético está reservado a las "Autoridades Competentes" que se justifiquen como tales y a nuestros primos y primas residiendo en distintas naciones del Mundo. Su "huella genética" también analizada recientemente, demuestra que es una sobrina del Zar Nicholas II y de su hermano Jorge Romanov, GD. de Rusia, fallecido en 1899 a causa de una tuberculosis. Las Autoridades Oficiales de Rusia y Sus Majestades los Reyes de España, han sido informados con detalle y con pruebas de ADN-STR irrefutables.


OTROS TEXTOS EN BASE DE DATOS:

Pilar era una niña rusa refugiada de la "Revolución Bolchevique" del periodo 1917/18 que nació en Malta, c. Enero de 1919 poco tiempo después de que su madre la condesa Natasha Brassova, (esposa del Zar de Rusia Miguel II Romanov) desembarcara del navío "refugio" de la Armada Británica apelado "Acorazado Agamemnon", en la Isla de Malta. (It arrived at Malta as of 16th January 1919)

N.B.: Miguel Romanov, último Zar de Rusia a consecuencia de la abdicación forzada de Nicholas II, (obtenida por la presión de los revolucionarios rojos), 24 horas más tarde, nuestro abuelo puso el cargo a disposición de la Duma (parlamento) a fin de que se celebraran elecciones constituyentes y libres. Esto según los "oficialistas" le costó la vida y la de su secretario Mr. Johnson.

Es un hecho innegable que según la "Historia Oficial" Pilar era una hija póstuma de Miguel, asesinado por una cheka de Perm, en pleno campo, en Junio de 1918. No obstante y según la Historia extraoficial Miguel fue reconducido fuera de Rusia, a petición con amenazas de Alemania (Emperador Guillermo).

En Perm, y con la autorización más que forzada de Lenin, el "prisionero" Miguel y su esposa tuvieron algunos meses de relativa libertad vigilada, hasta que Natasha fue objeto de una orden de alejamiento de su muy amado esposo, poco tiempo antes de que Él desapareciera.

Mas tarde según la última versión expuesta, los soviéticos de Stalin, le harán prisionero en Polonia y será trasladado por la fuerza a Siberia, donde fallecerá en un Gulag, en 1971. Los Historiadores no llegan a ponerse de acuerdo incluso en 2010. Toda nuestra familia está pendiente de que se exhumen los restos mortales de nuestro querido abuelo.

Bajo la protección de nuestro Tío, El Rey Don Alfonso XIII y de los Caballeros de Malta, Pilar fue bautizada en Madrid en 1923, justo después de ser confiada en adopción natural a una matrimonio de sordo-mudos cuyo apellido paterno era "Torija". Sólo el primogénito de la familia Clonard-Borbón y Conde de Clonard actual, fue informado por su padre sobre los verdaderos orígenes de Pilar. (su madre), en Mayo de 1991, tres meses antes de que su padre Joseph Vicente Cecilio, bisnieto de la Reina Isabel II (por linaje materno) falleciera en Agosto de aquel año.

Pilar fué presentada a nuestro padre Joseph II Guijarro de Sutton-Dudley, (Lord Clonard Jr II), por su primo y amigo Don Beltrán Alfonso Osorio y Díez de Rivera, Duque de Alburquerque, (Rama Zea-Mahy-Solís de Wignacourt-Osorio) durante una recepción que tuvo lugar en el Hotel Ritz de Madrid, hacia Mayo de 1939.

El verdadero origen de Pilar de Clonard fue en consecuencia un gran misterio, para la mayor parte de la familia, hasta Julio de 2009. No obstante supimos desde temprana edad, por el Duque de Alburquerque que era su "prima, o protegida de sus padres" .

Ella fue una gran Dama de delicada Belleza, de genio y carácter decidido que jamás habló a su familia (hijos) sobre sus verdaderos orígenes. No obstante ella evocó frecuentemente el lenguaje de los símbolos y sus "regalos de infancia", junto con otros recuerdos y objetos muy evocadores de sus orígenes.


Los Padres "adoptivos" españoles, de Pilar, fueron ambos para sorpresa de muchos, sordomundos de nacimiento. En 1922 eran ya considerados como personas de avanzada edad.
De niña fue internada en el Colegio de las Irlandesas en Madrid, hasta 1936.


Su estudio ADN y su huella genética (análisis mitocondrial incluido) añadiendo aquellas pruebas coherentes sobre sus descendientes, están debidamente realizadas y protegidas. Dicho material genético está reservado a las "Autoridades Competentes" que se justifiquen como tales y a nuestros primos y primas residiendo en distintas naciones del Mundo.

Su "huella genética" también analizada recientemente, por laboratorios de prestigio europeos, demuestra que es una sobrina del Zar Nicholas II y de su hermano Jorge Romanov, GD. de Rusia, fallecido en 1899 a causa de una tuberculosis..

Otros estudios y análisis complementarios de su ADN están pendientes o en curso de realización, en razón a la complejidad para obtener las fuentes de ADN Romanov (*).

P.D.:
Información de carácter genético.

Fuentes reconocidas "oficialmente" válidas: http://www.plosone.org

-Más detalles de carácter científico: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0004838

-STR Autosomal, GenotIpos de la Familia Romanov - Cuadro III : http://www.plosone.org/article/slideshow.action?uri=info:doi/10.1371/journal.pone.0004838&imageURI=info:doi/10.1371/journal.pone.0004838.t003

Esta información no pretende poseer carácter exhaustivo en sus aspectos científicos. Las fuentes no obstante son dignas de credibilidad.

 Sources

  • Individual: Sutton-Dudley De Clonard House in Spain, IX Count Clonard, Sutton-Dudley de Clonard House - IX Conde de Clonard.
  • Baptism: Inscripción Registro Civil el 24.03.1923

  Photos and archival records

{{ media.title }}

{{ media.short_title }}
{{ media.date_translated }}

 Family Tree Preview

Alexandre III Romanov-Holstein-Gottorp, Emperador de Rusia (1881-1894) 1845-1894   Maria Feodorovna von Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, Princesa de Dinamarca, Emperatriz de Rusia. 1847-1928   Sergei Cheremetievsky   Julia Swentitzky
| | | |






| |
Michael Romanov-Holstein-Gottorp, Gran Duque de Rusia, Príncipe Heredero, Ultimo Zar de Rusia (1917/1918) por abdicación de Nicholas II, Knight of the Garter. 1878-1918   Nathalia Cheremetievskaya, Princesa Romanova-Brassova - Comtesse Brassova 1880-1952
| |



|
Pilar Romanov-Holstein-Gottorp, Grand-Duchess of Russia, Crown Princess of Russia - Lady Clonard's Mother ca 1919-1979



  1. gw_v5_tour_1_title

    gw_v5_tour_1_content

  2. gw_v5_tour_2_title (1/7)

    gw_v5_tour_2_content

  3. gw_v5_tour_3_title (2/7)

    gw_v5_tour_3_content

  4. gw_v5_tour_3bis_title (2/7)

    gw_v5_tour_3bis_content

  5. gw_v5_tour_4_title (3/7)

    gw_v5_tour_4_content

  6. gw_v5_tour_5_title (4/7)

    gw_v5_tour_5_content

  7. gw_v5_tour_6_title (5/7)

    gw_v5_tour_6_content

  8. gw_v5_tour_8_title (6/7)

    gw_v5_tour_8_content

  9. gw_v5_tour_7_title (7/7)

    gw_v5_tour_7_content

  10. gw_v5_tour_9_title

    gw_v5_tour_9_content