Mensaje de infrormación a los visitantes

close

Algunas Familias de la Cuenca del Unare y Llanos Orientales


  • Nacido en 1831 - Guanape
  • Fallecido el 8 de junio 1914 - Sabana de Uchire , a la edad de 83 años

 Padres

 Casamiento(s), hijo(s), los nietos y los bisnietos

 Hermanastros y hermanastras

Por parte de Vicenta Alfonzo

 Notas

Nota individual

RICARDO ALFONZO
En el año de 1831, en 10 que ya era conocido como el Muni­cipio Guanape, nació el Comandante Ricardo Alfonzo, según lo confirman documentos personales suyos que p03ee su nieto el educador Rafael Armas Alfonzo. Fue Ricardo A1fonzo uno de los mayores en una familia compuesta por varios hermanos, que debieron marcharse a Clarines en busca de la instrucción que el pequeño pueblo no podría proporcionarles.
En Clarines se encontraba Ricardo Alfonzo, ya con edad for­mal, cuando estalló la Guerra Federal y a ella se enroló de inmediato llegando a obtener por sus acciones el rango de Coman­dante que le fue conferido por el propio General Ezequiel Za­mora. Esas acciones de guerra en que participó Alfonzo se de­sarrollaron en el centro y occidente del país, pero más lo fueron en la Isla de Margarita donde tuvo acciones brillantes, como lo apunta en detalle el escritor Efraín Subero en su libro "Historia de la Isla de Margarita".
Terminada la larga guerra regresó a Clarines donde contrajo matrimonio por poder con Lucía Rojas Zerpa, hija de un es­cultor y pintor neogranadino llamado Cándido Rojas y de una dama cumanesa de nombre Lucía Zerpa. La razón de hacerse representar en el acto de su boda por una persona amiga, se debió a un serio altercado que sostuvo con el Jefe Civil y Mi­litar de Clarines, Don celso Ramírez, que 10 obligó a ausen­tarse casi definitivamente de esa población. En Boca de Uchire, donde ya tenía propiedades y bienes, fue la luna de miel.
Radicado para siempre en la apacible Sabana de Uchire, el Comandante Ricardo Alfonzo vio nacer allí a todos sus hi­jos; los de su matrimonio con Lucía Rojas Zerpa, que fueron Ricardo, el Ingeniero Eléctrico graduado en Inglaterra, Julio el pintor y poeta; Lucía Victoria, María Teresa, Mercedes y Ana Vicenta Alfonzo Rojas; y otros más que se le conocieron.
En Sabana de Uchire también desarrolla todas sus actividades comerciales y agropecuarias, que llevaron a convertirse en uno de los hombres de mayor poder económico de toda esa región; como comerciante viajaba con regularidad a Las Anti­llas en busca de mercancías secas y víveres para abastecer su establecimiento y para suplir a comerciantes de Guanape, Cla­rines, Boca de Uchire y Cúpira. Sus actividades de criador y co­merciante no le impedían dedicar largos espacios de su vida a las artes, las letras y a la cultura en general; su casa de habita­ción, con una nutrida biblioteca, fue por años centro de reunión para todos los artistas, poetas y escritores regionales y forá­neos. Esas actividades contribuían a fomentadas sus hijos Ri­cardo y Julio y una imprenta marca "Washington" que poseía, y en la que imprimió todos sus pensamientos políticos y litera­rios, así como los de sus hijos varones. En esa imprenta, que fue llevada por el propio comandante Alfonzo en lomos de mulas desde Panapo a Sabana de Uchire, editaron además casi todos los periódicos y folletos que circularon en Clari­nes, Píritu, Guanape y Valle de Guanape, entre 1895 y 1945. Después fue donada por Chicho Mata Armas, su último propie­tario, a la Universidad de Oriente a través de Alfredo Armas Alfonzo, nieto del Comandante Alfonzo y preocupado hombre de letras del país.

El Comandante Ricardo Alfonzo se convirtió, y fue para los uchireños, una especie de mito sagrado, a quien se respetaba y veneraba como a un ser superior. Sus salidas a la calle para pasearse hasta el Calvario, o para visitar en el cementerio las tumbas de sus viejos amigos y subalternos, o alguna esporádica visita social, movía a la curiosidad de muchos de los habitantes del pequeño pueblo. Todos querían verlo de cerca para saludar­lo o simplemente para admirar su fino porte y los elegantes ropajes que usaba cuando le era menester salir de su casa. Su muerte en 1914 a los 83 años de edad, acaecida en el Uchire que tanto amó, fue sentida por todos los pueblos de la región nor­occidental del Edo. Anzoátegui como algo que también les per­tenecía.

Tomado de:
Algo de Guanape
Jesus Saume Barrios

  Fotos & documentos

{{ media.title }}

{{ media.short_title }}
{{ media.date_translated }}

 Ver árbol

     
Vicente Feliz Sarria   Vicenta Alfonzo
| |



|
Ricardo Alfonzo 1831-1914



  1. gw_v5_tour_1_title

    gw_v5_tour_1_content

  2. gw_v5_tour_2_title (1/7)

    gw_v5_tour_2_content

  3. gw_v5_tour_3_title (2/7)

    gw_v5_tour_3_content

  4. gw_v5_tour_3bis_title (2/7)

    gw_v5_tour_3bis_content

  5. gw_v5_tour_4_title (3/7)

    gw_v5_tour_4_content

  6. gw_v5_tour_5_title (4/7)

    gw_v5_tour_5_content

  7. gw_v5_tour_6_title (5/7)

    gw_v5_tour_6_content

  8. gw_v5_tour_8_title (6/7)

    gw_v5_tour_8_content

  9. gw_v5_tour_7_title (7/7)

    gw_v5_tour_7_content

  10. gw_v5_tour_9_title

    gw_v5_tour_9_content